This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now
22

“La campana de San Salvador de Cecebre decía: “¡Morreu unha vella, deixou unha manta!”. La de Pravio proponía jubilosa: “¡Repartámola! ¡Repartámola!”. Y otra campana más lejana y más grave se oponía con reprochadora voz de bajo: “¡Non! ¡Non! ¡Non!”. Estancia XI. “Luna clara”. Pág. 182. Acrílico s/madera de haya. 40x40 cm